Un equipo de baloncesto juntado los puños.

Las competencias socioemocionales en el rendimiento deportivo

En la aspiración por el rendimiento deportivo es reconocida cada vez más la importancia de las competencias socioemocionales tanto para el desarrollo personal como para el rendimiento deportivo. Los entrenadores son conscientes de que el entrenamiento físico y técnico no lo es todo, porque entrenan no músculos, sino personas.

Competencias y rendimiento

Un atleta resiliente, un equipo comunicativo, un entrenador empático… habilidades como la inteligencia emocional, la empatía, la resiliencia y la comunicación efectiva, desempeñan un papel significativo en el bienestar deportivo de atletas tanto dentro como fuera del campo. El deporte contribuye tanto al desarrollo intra como interpersonal. 

“Sólo un 2% de los resultados de rendimiento en pruebas se explicaban por el Cociente Intelectual (IQ) de las personas, siendo las habilidades no cognitivas un factor predictivo relevante”.

James Heckman, Nobel de economía en el 2000, dirige el Center for the Economics of Human Development de la Universidad de Chicago

Destacados deportistas, entrenadores y psicólogos consideran que las variables psicológicas y humanas intervienen en el tipo de práctica deportiva y el nivel de rendimiento deportivo que el sujeto pueda presentar (Riera, 1985). Los estudios muestran que los deportistas con mejor rendimiento presentan ciertas características psicológicas que favorecen el alcance de los resultados deseados, señalando, entre otros, la habilidad para superar la ansiedad y los obstáculos que vayan surgiendo, la confianza en sí mismos, la competitividad, la motivación intrínseca, la habilidad para evitar distracciones o la capacidad para proponerse metas y conseguirlas.  

Quienes tienen elevados niveles de confianza en sí, presentan más posibilidades de éxito que aquellos deportistas a los que se le atribuyen bajos niveles de confianza (De Francesco & Burke, 1997; Gould et al., 2002; Pickens et al., 1996).​ Ryan y Deci (2000), sugieren como aspectos claves para el desarrollo una elevada motivación de la persona, involucrarles en actividades que supongan la oportunidad de tomar ellos mismos decisiones, desarrollar su sentido de la competencia y conectar con otros deportistas.

A partir de los resultados de investigaciones, se confirma que la Psychological Skill Training (PST) está convergiendo hacia el mejor desempeño, con diversos enfoques, como el manejo del estrés, el control de la ansiedad y el afrontamiento. Además, los estudios de atención plena y psicología positiva enfatizan la calidad de vida de los atletas, por lo que es clave que los entrenadores y expertos en psicología deportiva presten atención en mejorar la calidad y el desarrollo humano de los atletas para la mejora de su rendimiento. 

Algunas competencias

  • En el contexto deportivo, la regulación emocional se traduce en la capacidad de controlar el estrés, mantener la concentración y regular las emociones durante situaciones de alta presión. Los atletas que poseen un alto nivel de autorregulación emocional son más propensos a mantener la calma, tomar decisiones acertadas y adaptarse rápidamente a los cambios, lo que a su vez mejora su desempeño competitivo.
  • Los atletas que muestran empatía son más efectivos en la construcción de relaciones positivas y sólidas con su entorno deportivo. Esto fomenta la colaboración, la comunicación efectiva y el apoyo mutuo, creando un ambiente propicio para el crecimiento personal y colectivo, así como para la resolución de conflictos de manera constructiva.
  • El deporte está lleno de desafíos y adversidades que afectan el rendimiento y la confianza de los atletas. En estos momentos difíciles es donde la competencia de la resiliencia entra en juego. Los atletas resilientes son capaces de mantener una mentalidad positiva, recuperarse rápidamente de los contratiempos y utilizar las experiencias negativas como oportunidades de crecimiento. Esto no solo fortalece su rendimiento deportivo, sino también su capacidad de afrontar los desafíos en otros aspectos de la vida.
  • En los deportes de equipo, la comunicación efectiva es esencial para el éxito colectivo. Los atletas que dominan esta competencia son capaces de transmitir sus ideas, escuchar activamente a sus compañeros y adaptar su comunicación y estrategia. Una comunicación fluida y abierta promueve la cohesión del equipo, mejora la toma de decisiones conjuntas y favorece las acciones en el campo. También contribuye a prevenir y resolver conflictos internos, creando un entorno amable y motivador para los miembros del equipo.

Reconocer la importancia de estas competencias y trabajar en su desarrollo construye un entorno deportivo más humano, equilibrado y enriquecedor para poder alcanzar el rendimiento y el bienestar deportivo. 

Si eres profesional del deporte o trabajas para la gestión del rendimiento deportivo solicita nuestra demo gratuita de Human AI, una herramienta innovadora al servicio del conocimiento, evaluación y desarrollo personal.

👉🏼 tu-demo.humanaitech.com